¿Qué es la diálisis peritoneal?

La diálisis peritoneal es una de las modalidades de terapia de sustitución renal con las que contamos en nuestra comunidad para el manejo de la insuficiencia renal crónica (IRC). Consiste en introducir una solución con concentración de glucosa libre de toxinas urémicas a la cavidad peritoneal a través de un catéter llamado “catéter tenckhoff o cola de cochino”.

La solución de diálisis al contacto con el peritoneo que recubre las visceras en el abdomen del paciente, genera un fenómeno conocido como difusión. La difusión es el paso de una molécula de un compartimento de mayor concentración (sangre intoxicada en el paciente con IRC) a un compartimento con menor concentración (cavidad abdominal con solución de diálisis) a través de una membrana semipermeable (peritoneo) donde se contienen vasos sanguineos. Las moléculas intercambiadas en la difusión son múltiples tóxinas acumuladas en la IRC por ejemplo, creatinina, urea entre muchas otras, algunas de ellas causantes de los síntomas del Síndrome urémico como son nauseas, vómito, comezón genelizada, desnutrición, anorexia, anemia, elevación de potasio, fósforo en sangre etc.

La diálisis peritoneal, es la modalidad más utilizada en las instituciones de asistencia pública; ya que ha mostrado la misma sobrevida en comparación con la modalidad de hemodiálisis, es una terapia más económica respecto a esta última lo que la hace atractiva para ser utilizada como primera opción en el sector público al representar un ahorro en gasto destinado a este tratamiento en una población con IRC que crece día a día en México.

Hay dos modalidades de diálisis peritoneal. La modalidad de diálisis peritoneal continua ambulatoria (DPCA) y diálisis peritoneal automatizada (DPA).

El procedimiento de DPCA consiste en introducir una solución de diálisis por el paciente o familiar previamente capacitado para ello. La solución es introducida por gravedad a cavidad abdominal permaneciendo en abdomen por algunas horas (en la mayoría de las ocasiones 5-6 hrs) para posteriomente ser drenado a una bolsa sin solución. Al terminar de drenar la cavidad abdominal se reintroduce una nueva solución libre de toxinas al abdomen y se cierra el catéter. El paciente y familiar podran realizar sus actividades habituales hasta el siguiente recambio. Regularmente se realizan 4 recambios al día, diariamente. El proceso de drenaje y reinfusión de la solución dializante tiene una duración de 30 minutos por recambio osea, 120 minutos repartidos en el día.

DPCA

La DPA tiene el mismo principio que la DPCA, la diferencia consiste en que los recambios los realiza una maquina cuando el paciente duerme, requiriendo de una sola conexión antes de dormir y una desconexión por la mañana. La máquina previa prescripción médica podría dejarte líquido durante el día en el abdomen el cual será drenado por la máquina durante la siguiente noche.

DPA

Hay situaciones que podrían significar una contraindicación para esta modalidad como son, antecedentes de múltiples cirugías abdominales, cáncer en abdomen, colostomía, hernia abdominal o inguinal, ausencia de apoyo familiar para realización de diálisis en casa en paciente con discapacidad entre otros.

En conclusión, la diálisis peritoneal es una excelente terapia de sustitución renal si se realiza adecuadamente por el paciente y familiar responsable, no tiene por que ser considerada una terapia inferior a hemodiálisis. Existe ambas modalidades de terapias sustitución renal, la decisión de elegir una u otra dependerá de factores como preferencia de paciente/familiar (en la mayoría de las veces en medio asistencial privado), existencia de alguna contraindicación médica para DP.

Si requieres de una valoración por médico nefrólogo en Puebla llama hoy y agenda una cita.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Contenido protegido!